Seleccionar página
divi wordpress theme

MG_0280-23

La articulación del hombro es la que ofrece mayor movilidad del cuerpo humano, la singularidad de acople entre el húmero, el omoplato y la clavícula permite que la cabeza del humero disponga de muchísima libertad de movimientos, dotando así a nuestro brazo de múltiples movimientos (superior, inferior, ambos lados y rotador). Otra singularidad de esta articulación es el mecanismo de movimiento puesto que este, en su inmensa mayoría, es producido por músculos y no por articulaciones, algo poco habitual ya que no se produce en otras articulaciones de nuestro cuerpo.

La infraestructura del hombro esta compuesta principalmente por tres huesos:

Omoplato

La escápula, omóplato o, en lenguaje popular, la paletilla, es un hueso de forma triangular y plana que se adapta a la parte posterior del tórax y que avanza hacia delante por medio de una prolongación o apófisis (acromion) para buscar y encontrar a la clavícula, formando con está la articulación acromio-clavicular. En su parte más externa y por debajo del acromion, está la cavidad o fosa glenoidea, que es donde reside la cabeza del húmero.

Húmero

El húmero además de ser el único hueso largo del brazo, consta de una parte esencial en su naturaleza de constitución, la cabeza, gracias a su forma casi esférica, la cabeza del húmero permite una unión con la fosa o cavidad glenoidea situada en el omoplato, que le otorga una libertad de movimientos muy amplia. Esta unión es la que permite que nuestros brazos puedan disponer de movilidad pluridireccional.

También hay que destacar las dos protuberancias óseas que acompañan al húmero, el troquíter y el troquín, además de contener una hendidura a través de la cual se desliza la porción larga del tendón del bíceps.

Clavícula

La clavícula, el tercero de los huesos que forman la articulación del hombro, tiene forma de “s” itálica. Es un hueso alargado y horizontal, que se extiende desde el esternón hasta el acromion formando las articulaciones esternoclavicular (la cual ejerce de articulación esférica) y acromioclavicular (unión de clavícula y omoplato).

Además de huesos, la articulación del hombro necesita de tendones y ligamentos que le permitan ejercer su movimiento. Estos dos elementos son igual de importantes e interdependientes entre ellos mismos.

Tendones

Los tendones están compuestos de tejido conectivo fibroso que unen a los músculos con los huesos, los tendones son fundamentales dentro de cualquier articulación puesto que son las propulsoras del movimiento. Los dos tendones más importantes del hombro son:

Tendón bíceps

El cual une el músculo del bíceps con el hombro.

Tendon supraspinatus

Ayuda en la formación del músculo rotatorio.

Ligamentos

Un ligamento es una estructura anatómica en forma de banda, que esta compuesta por fibras resistentes que conectan los tejidos que unen a los huesos en las articulaciones. Su importancia es vital puesto que confieren a la articulación de la estabilidad necesaria para poder ejecutar los movimientos del hueso.

Como ves, el hombro es una articulación muy compleja y muy importante en nuestra calidad de vida. Piensa en todos los movimientos que realiza el hombro de forma diaria; cuando vas a comprar, cuando te duchas, cuando practicas cualquier tipo de deporte…

¿Te imaginas una vida en la que solamente pudieras moverte como un Playmobil?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR